AGUA PASÓ POR AQUÍ

El agua azotó a Dosquebradas

Una vez más Dosquebradas es víctima de la fuerte ola invernal que dejó serios daños en varios barrios del municipio. Después de ocurrida la emergencia que empezó alrededor de la 1:50 de la tarde de ayer, los organismos de socorro en convenio con la Oficina de Prevención y Atención de Desastres de Dosquebradas, reportaron hasta las 9:00 de la noche de ayer un  total de 80 viviendas afectadas.

Según Jhon Frankly Montes García, director de la Oficina de Prevención y Atención de Desastres de Dosquebradas, los barrios más afectados por el torrencial aguacero fueron La Esneda con un total de 34 casas al cierre de esta edición, el Campestre D con un total de once viviendas y el sector de La Macarena con un total de 9 casas.

Los Bomberos

De acuerdo con información suministrada por el Cuerpo de Bomberos de Dosquebradas, en la emergencia no solo se presentaron viviendas afectadas, pues hubo al menos cien celdas inundadas en el centro penitenciario La Badea a causa del vendaval, dejando pérdidas materiales que solo hasta hoy  serán calculadas.

Además en el reporte oficial figuran la caída de árboles en barrios como Santa Mónica y El Japón y un guadual destruido en el barrio La Esneda. 
Por otro lado en el barrio La Aurora se presentó una inundación debido a la acumulación de basuras en el alcantarillado del sector, lo que hizo que se rebosara.

Los afectados

El Diario del Otún hizo presencia en el barrio La Esneda para verificar los daños causados, pudiendo constatar que fueron varias las familias afectadas que se vieron en la necesidad de trasladar sus camas a otros sitios debido a los perjuicios ocasionados por el agua. 

Según el presidente de la Junta de Acción Comunal de ese barrio, Jorge Eliécer Torres, el hecho de que La Esneda haya sido uno de los barrios más perjudicados por la ola invernal, también se debe a que las viviendas de la última  calle de ese barrio en la actualidad reciben las aguas residuales de dos lugares, el primero de ellos de la cárcel de mujeres de La Badea y el segundo el  terreno en el que antiguamente funcionaba el colegio Santa Rosa de Lima, predios en los que en estos momentos funciona una obra de construcción.

“Lo que pasa es que las aguas residuales de estos lugares van a parar a la parte trasera de las casas y si llueve eso provoca que la inundación sea mucho mayor. La Cárder se comprometió a hacer jornadas de saneamiento pero hasta ahora no han cumplido con lo que han prometido”, dijo Jorge Eliécer Torres.

La contraparte
Ante esta queja, Jhon Frankly Montes García, director de la Oficina de Prevención y Atención de Desastres, dijo que hace pocos días se reactivó el comité de la ladera norte del río Otún, con el que se espera trabajar en convenio con Serviciudad y la Cárder para realizar jornadas de mantenimiento de los canales de agua, teniendo presente que en el convenio también se estipula la presencia de la Empresa de Energía de Pereira.

Testimonios
Martha Ligia Zapata, una residente del barrio La Esneda, fue una de las personas afectadas por la ola invernal. Según esta ciudadana ella y sus hijos se vieron en la obligación de cargar colchones y otros electrodomésticos a causa del fuerte aguacero.
“Nuestra casa se vio muy afectada, ahora lo que esperamos es que la Alcaldía se haga presente con ayudas para todas las personas damnificadas”, dijo la damnificada.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s